Tortuga Carey (Eretmochelys imbricata)


Tortuga carey

Tortuga carey. Imagen de USFWS/Southeast

La tortuga carey (Eretmochelys imbricata) es una tortuga pequeña, en comparación con otras tortugas marinas como la laúd o la verde, alcanzando una longitud máxima de 90 centímetros y 80 Kilos de peso.

Para diferenciar la carey del resto de tortugas marinas basta fijarnos en su cabeza, alargada y terminada en una boca con forma de pico que le sirve para llegar a las grietas de los arrecifes de coral y alimentarse de esponjas, su principal fuente de alimento, e invertebrados. El caparazón de los ejemplares adultos es marrón oscuro con vetas de color naranja, rojo y / o blanco y sus escudos están superpuestos. La zona ventral (llamada plastrón) es de color amarillo claro. Las crías son en su mayoría de color negro con los bordes del caparazón amarillo.

Otra característica que diferencia a las tortugas carey es que son las únicas tortugas marinas que cuentan con dos pares de escamas prefrontales en la parte superior de la cabeza y cada una de las aletas tiene, generalmente, dos garras.

Las tortugas carey hembras regresan a las playas donde nacieron cada 2 o 3 años para anidar. Por lo general anidan en lo alto de la playa, en dunas o bajo vegetación y tienen preferencia por playas con poca arena. Las tortugas carey ponen sus huevos durante la noche aproximadamente cada 14-16 días durante la temporada de anidación. La temporada de anidación varía con la zona pero en la mayoría de las puestas se realizan entre abril y noviembre. Una tortuga carey pone de 3 a 5 nidos por temporada, que contienen un promedio de 130 huevos que eclosionan pasados 2 meses.

Habitat

Distribución tortuga carey

Mapa de distribución de la tortuga carey. Wikipedia 

Existen dos subespecies de tortuga carey, la Eretmochelys imbricata imbricata que se puede encontrar en el océano Atlántico y la Eretmochelys imbricata bissa, localizada en la región indo-pacífico. Las tortugas carey utilizan diferentes hábitats en las diferentes etapas de su ciclo de vida, pero están asociadas a los arrecifes de coral sobre todo en edad adulta. Las tortugas carey están ampliamente distribuidas en todo el Mar Caribe y el Océano Atlántico occidental, del sur de Florida al Golfo de México, en las Antillas Mayores y Menores, y a lo largo del continente americano central del sur de Brasil. 

Las tortugas carey adultas son capaces de migrar largas distancias entre las playas de anidación y las áreas de alimentación, migraciones comparables a las que realizan las tortugas verdes y bobas pudiendo recorrer alrededor de 2.000 km.

Las crías viven en alta mar buscando refugio en tapetes de algas flotantes y en redes a la deriva en el Océano Atlántico pero poco se conoce sobre los hábitos de la subespecie del Pacífico en esta etapa. Después de unos años en la zona pelágica, cuando alcanzan entre 20 y 25 cm de longitud la subespecie del Atlántico y cerca de 38 cm la del Pacífico, se dirigen a ocupar los arrecifes coralinos.

Tortuga carey

La tortuga carey utiliza su "pico" para alimentarse de las esponjas del arrecife de coral. Imagen de Raymond™ 

Este cambio en el hábitat también implica un cambio en las estrategias de alimentación, pasando de una alimentación principalmente en la superficie a búsqueda de alimento en los arrecifes de coral. En esta etapa los jóvenes comienzan a alimentarse de una dieta variada que va de esponjas inofensivas hasta otras venenosas e incluso de las peligrosas carabelas portuguesas. 

Cuando llegan a los arrecifes de coral ocupan las cornisas y cuevas de los arrecifes proporcionándoles refugio tanto durante el día como por la noche ya que es una de las pocas tortugas que habita por tiempos prolongados las mismas zonas. También se han encontrado tortugas carey en manglares alrededor de bahías y estuarios, particularmente a lo largo de la costa este de los continentes donde los arrecifes de coral están ausentes. 

Amenazas

 

La tortuga carey se enfrentan a amenazas tanto en las playas de anidación como en el medio marino. La principal amenaza para la tortuga carey es la degradación de su hábitat en los arrecifes de coral. El cambio climático está afectando negativamente a los arrecifes de coral al provocar una mayor incidencia de enfermedades en los corales, que en última instancia puede acabar con un arrecife de coral completo. Las tortugas carey dependen de los arrecifes de coral para alimentarse y conforma su hábitat, su hogar. Además de la desaparición de arrecifes de coral la recolección de sus huevos, la caza para la venta de su carne así como la captura accidental son otras amenazas de la tortuga carey que actualmente se encuentran en peligro crítico de extinción. 

Otros artículos sobre tortugas marinas que te pueden interesar

Tortuga boba Tortuga verde Tortuga laúd
 Tortuga boba Tortuga verde Tortuga laúd

Puedes ver Tortuga Carey (Eretmochelys imbricata) en todas estas inmersiones.



Comentarios: