Tiburón, el depredador necesario

 Tiburón blanco

Tiburón blanco en Isla de Guadalupe, México. Imagen de Ken Bondy

Los tiburones son un grupo de peces con esqueleto cartilaginoso que cuentan con de cinco a siete hendiduras branquiales a ambos lados de la cabeza. Se considera que el orden de los tiburones existe desde hace más de 420 millones de años y hoy conocemos más de 360 especies que llevan habitando nuestros océanos alrededor de 100 millones de años. Los tiburones varían enormemente en tamaño, desde el tiburón linterna enano de solo 17 centímetros al tiburón ballena, el pez más grande del mundo, que alcanza los 12 metros. También difieren respecto a las profundidades que habitan existiendo gran variedad de especies de tiburón tanto en la superficie como sobre todo en las profundidades, pudiendo llegar a vivir hasta los 3.700 metros. La esperanza de vida de los tiburones varía según la especie, la mayoría viven de 20 a 30 años, siendo la mielga y el tiburón ballena los más longevos ya que pueden llegar a los 100 años de edad.

Los tiburones se encuentran en todos los mares y océanos del planeta y por lo general no viven en agua dulce, aunque hay algunas excepciones como el tiburón toro que en ocasiones se adentra en ríos. Los tiburones tienen una función fundamental en el océano, sobre todo los grandes depredadores como el tiburón blanco, el tiburón tigre o el tiburón azul que se sitúan en la parte superior de la cadena alimenticia proporcionando un equilibrio fundamental entre las diferentes especies del océano. 

Morfología

Los tiburones cuentan con esqueletos diferentes a los de los peces óseos o los vertebrados terrestres. Los tiburones y otros peces cartilaginosos como las rayas cuentan con esqueletos formados por cartílago y tejido conectivo, lo que les proporciona gran flexibilidad y durabilidad. Al contar con aproximadamente la mitad de la densidad normal de tejido óseo su esqueleto es menos pesado y necesitan menos energía para desplazarse. Los tiburones tienen una cubierta de dentículos dérmicos, al igual que muchos insectos, que protege su piel de heridas y parásitos pero que además mejora su hidrodinamismo. 

Tiburón limón

Los tiburones pueden llegar a cambiar sus dientes hasta 30.000 veces en toda su vida. Tiburones limón, imagen de WIlly Volk

Una de las características más llamativas e incluso temidas de los tiburones son sus mandíbulas y dientes. Los dientes de los tiburones están incrustados en las encías en lugar de estar adheridas a la mandíbula y son constantemente reemplazados durante toda la vida hasta el punto de estimarse que desde el nacimiento hasta su muerte 30.000 son los dientes reemplazados. Dependiendo de la alimentación de cada especie de tiburón así serán sus dientes, pudiendo ser anchos y aplanados en aquellas especies de tiburón que necesitan triturar moluscos y crustáceos o puntiagudos y cortantes en aquellas que se alimentan de grandes presas como mamíferos marinos. Incluso pueden ser pequeños y sin funcionalidad para aquellos que se alimentan de plancton como el tiburón peregrino.

publi


 

 


Las aletas de los tiburones son alargadas y elásticas permitiéndoles gran movilidad y rapidez de movimientos. La mayoría de las especies de tiburón tienen 8 aletas y se diferencian en forma, longitud y tamaño. Por ejemplo la aleta caudal, que les proporcionan empuje, velocidad y aceleración es diferente en el tiburón toro, robusta y corta que en el tiburón alfombra, fina y alargada. 

A diferencia de los peces óseos, los tiburones no tienen vejigas natatorias llenas de gas que les proporcionen flotabilidad. Los tiburones en cambio cuentan con un gran hígado lleno de aceite que unido al poco peso de su esqueleto les proporciona una gran flotabilidad. La mayoría de los tiburones deben nadar constantemente para respirar y son "de sangre fría" lo que significa que su temperatura corporal interna coincide con la de su entorno ambiental. 

Tiburón de Port Jackson

Los dientes del tiburón de Port Jackson están diseñados para partir moluscos. Imagen de richard ling 

Alimentación 

La mayoría de los tiburones son depredadores carnívoros salvo los tiburones peregrinos y tiburones ballena que han evolucionado hacia la alimentación por filtrado de plancton. Las técnicas de caza de los tiburones difieren entre las especies. Algunos de los tiburones que habitan los fondos marinos son muy eficaces tendiendo emboscadas como los tiburones ángel o wobbegongs, que usan su camuflaje para acechar y succionar a las presas. Otros muchos tiburones se alimentan exclusivamente de crustáceos que aplastan con sus dientes planos como el tiburón de Port Jackson. En otros casos, cuando la dieta se basa en peces o calamares los tiburones atacan y capturan a sus presas engullendo la presa entera. Los grandes depredadores como el tiburón blanco pueden tragarse las presas enteras o partes de esas presas desgarrando su carne. Otros tienen técnicas muy depuradas como los tiburones zorro que utilizan sus largas aletas caudales para golpear los bancos de peces, aturdirlos y cazarlos más fácilmente.

Varias especies de tiburón como el tiburón punta blanca de arrecife cazan en manadas y cooperan entre ellos para capturar el alimento. Estos tiburones sociales son a menudo migratorios, viajando grandes distancias alrededor de las grandes cuencas oceánicas.

En general, los tiburones nadan a una velocidad promedio de 8 kilómetros por hora pero cuando atacan pueden alcanzar velocidades de 20 kilómetros por hora. El tiburón marrajo, el tiburón más rápido y uno de los más rápidos habitantes del océano, pueden superar los 50 kilómetros por hora. El tiburón blanco también alcanza grandes velocidades cuando ataca a sus presas, siendo capaz de sobresalir varios metros de la superficie debido a la potencia de estos ataques que se producen desde el fondo a la superficie. 

Caza del tiburón blanco capturada a cámara lenta

Sentidos

Los tiburones tienen un potente sentido del olfato y se sienten más atraídos por las sustancias químicas que se encuentran en los intestinos de muchas especies. Los tiburones tienen la capacidad de determinar la dirección de un olor determinado basándose en el momento de la detección del olor en cada fosa nasal. Esta capacidad es similar al método que los mamíferos utilizan para determinar la dirección del sonido.

Los ojos de los tiburones son similares a los de otros vertebrados, incluyendo pupilas y retinas. Los tiburones pueden contraer y dilatar sus pupilas, como los humanos, algo que ningún pez teleósteo puede hacer. Para proteger sus ojos algunas especies han desarrollado unas membranas que cubren los ojos durante la caza y cuando el tiburón está siendo atacado. Sin embargo, algunas especies, como el gran tiburón blanco no tienen esta membrana, sino que pueden dirigir los ojos hacia atrás para protegerse

Tiburón de arrecife

Tiburón de arrecife en Bahamas. Imagen de Joi Ito

Aunque es difícil evaluar la audición de los tiburones, pueden tener un agudo sentido de la audición y, posiblemente, pueden escuchar a sus presas a muchos kilómetros de distancia.  

Los tiburones han desarrollado, tras millones de años de evolución, unos receptores electromagnéticos llamados ampollas de Lorenzini con los que detectan los campos electromagnéticos que producen todos los seres vivos ayudándoles a detectar a sus presas. Con estas ampollas los tiburones pueden, por ejemplo, encontrar presas escondidas en la arena mediante la detección de los campos eléctricos que producen y les ayuda a orientarse y viajar por los océanos guiándose a través al campo magnético terrestre.

Reproducción

La fecundidad de tiburones va desde 2 a más de 100 crías por cada ciclo reproductivo. Los tiburones maduran lentamente en relación con muchos otros peces. Por ejemplo, los tiburones limón alcanzan la madurez sexual alrededor de los 13 a 15 años. Las hembras, en muchas de las especies más grandes de tiburones, tienen marcas de mordeduras que parecen ser el resultado de uno o varios machos agarrándolos para mantener la posición durante el apareamiento y el cortejo. En algunas especies las hembras han desarrollado una piel más gruesa que les sirve de defensa ante esos "mordiscos de amor". 

Huevo de tiburón

Embrión de tiburón. Imagen de Sander van der Wel 

Los tiburones tienen tres maneras de reproducirse, variando según la especie. La mayoría de los tiburones son ovovivíparos, los huevos eclosionan dentro del cuerpo de la madre y las crías nacen independientes de sus madres. Hay otros tiburones que son ovíparos, como la mayoría de otros peces, y ponen sus huevos en el agua. Estos huevos tienen una cubierta similar a la consistencia del cuero que protege al embrión en desarrollo. Por último, algunos tiburones mantienen un vínculo placentario con las crías en desarrollo, son vivíparos.

Comportamiento

Aunque tenemos la idea de los tiburones como cazadores solitarios que deambulan por el océano en busca de alimento, la mayoría de las 360 especies de tiburones son sedentarios y viven en zonas bentónicas. De hecho los tiburones pueden ser altamente sociales, permaneciendo en grandes grupos que pueden superar los 100 ejemplares como en el caso de los tiburones martillo

Escuela de tiburones martillo

En zonas como Isla de Coco o Galápagos se pueden ver escuelas de 100 ejemplares de tiburones martillo. Imagen de zlatkarp 

Ataques de tiburones 

Cada año se producen alrededor de 100 ataques de tiburones en todo el mundo, habiéndose registrado diecisiete muertes en 2011 de los 118 ataques registrados. A pesar de la rareza de estos ataques casi todo el mundo teme a los tiburones, miedo que se inició con una serie de ataques de tiburones en la costa de New Jersey en 1916 y que la película "Tiburón" de Steven Spielberg llevó a todo el planeta a través del cine. Casi todos los expertos en tiburones consideran que el peligro presentado por los tiburones es exagerado, contrariamente a la creencia popular, sólo unos pocos tiburones son peligrosos para los seres humanos. Sólo cuatro especies de tiburón han participado en un número significativo de ataques mortales, provocados en los humanos: el tiburón blanco, el tiburón oceánico de puntas blancas, el tiburón tigre y el tiburón toro. Estos tiburones son depredadores grandes y potentes que pueden atacar y matar gente pero que hay que tener en cuenta que todos ellos son fotografiados sin usar una jaula de protección y sin causar ataque alguno.

Conservación

La captura de tiburones se ha incrementado muy rápidamente en los últimos 50 años en correlación a la velocidad en que se incrementa la clase media china que puede permitirse un plato de sopa de aleta de tiburón, que tiene un precio de alrededor de 100$. Los pescadores capturan a los tiburones vivos, les cortan las aletas y arrojan el resto del tiburón al mar. Al no poder nadar el tiburón muere de asfixia entre terribles dolores. Esta práctica denominada shark finning o aleteo aún está permitida en la mayoría de países.  

Mercado de aleta de tiburón en Hong Kong

Mercado de aletas de tiburón en Hong Kong. Imagen Wikipedia

Se estima que 100 millones de tiburones son pescados cada año siendo España uno de los principales exportadores de aletas y carne de tiburón en todo el mundo. Los tiburones son un alimento común en muchos lugares, entre ellos Japón, Australia, India, China, Islandia o España, donde se consume el cazón. Aunque se suele considerar que la carne de tiburón tiene un alto valor nutritivo numerosos estudios confirman que el consumo de las aletas puede acelerar la aparición de Alzheimer y su carne tiene altos niveles de mercurio, siendo muy peligroso para mujeres embarazadas y niños.

La diferencia de la sobrepesca de los escualos con respecto a otros peces es que los tiburones alcanzan la madurez sexual después de muchos años y producen pocas crías en comparación con otros peces. La pesca de tiburones que aún no se han reproducido afecta gravemente al equilibrio de su población. Muchos gobiernos y las Naciones Unidas han reconocido la necesidad de una gestión de la pesca de tiburones, pero los avances han sido escasos en gran parte por la pobre imagen pública de los tiburones.

En 2009, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza ha situado en la Lista Roja de Especies Amenazadas hasta 64 especies de tiburones

 


 Si quieres saber más sobre tiburones no te pierdas el libro "Tiburones" de nuestro amigo, el biólogo y fotógrafo submarino, Pedro López Alegret. Disponible en formato digital en Amazon>>> 


 

 Especies de tiburones que te pueden interesar

Blanco Azul Tigre Ballena
Tiburón blanco Tiburón azul Tiburón tigre Tiburón ballena

 

Longimanus

 

Wobbegong

 

Martillo

 

Duende

Tiburón longimanus Tiburón wobbegong Tiburón martillo Tiburón duende

 


  • Tiburón martillo
  • Grupo de tiburones
  • Tiburón cerdo (Oxynotus centrina) en las profundidades de la costa de Almería
  • Tiburón de arrecife
  • Tiburón Galápago en Parque marino Salas y Gómez

Puedes ver Tiburón, el depredador necesario en todas estas inmersiones.



Comentarios: