Tiburón longimanus, tiburón oceánico de puntas blancas

 

Tiburón longimanus

Tiburón longimanus, también conocido como tiburón oceánico de puntas blancas. Imagen de bitblokes

El tiburón oceánico de puntas blancas (Carcharhinus longimanus), también conocido como tiburón longimanus, es un tiburón de un máximo de 4 metros de longitud y un peso de alrededor de 170 kilos. Son fácilmente identificables por su grandes y redondeadas aletas dorsales y largas y anchas aletas pectorales (de ahí longimanus) con las puntas blancas. El morro de estos tiburones es redondeado y cuentan con entre 13 y 15 dientes triangulares en cada mandíbula, siendo los superiores más grandes que los inferiores.

Buceando con tiburones puntas blancas oceánicos en Bahamas

La zona dorsal del longimanus es de color gris oscuro con tonos azules y marrones y la ventral es de color blanco, aunque a veces cuenta con tonos amarillos. Otra de las maneras de identificar a este tiburón es que casi siempre va acompañado de unos carángidos (Naucrates ductor) con los que tiene una relación de mutualismo. Estos peces le quitan los parásitos y obtienen comida de los restos que deja el tiburón.

El tiburón oceánico de puntas blancas es una especie de aguas profundas que habita hasta los 150 metros de profundidad y suele acercarse a la costa en islas oceánicas.

Distribución

Distribución tiburón longimanus

El tiburón puntas blancas oceánico es un animal pelágico que realiza largas migraciones. Podemos encontrar tiburones longimanus en latitudes entre los 45 ° norte y 43 ° sur: en el Atlántico occidental, de EE.UU. a Argentina; en el Golfo de México y el Caribe; el Atlántico oriental, de Portugal hasta el Golfo de Guinea;  en el Indo-Pacífico en el Mar Rojo, donde son muy populares; en el Pacífico en Hawai, Samoa, Tahití y sur de California, e Islas Galápagos. Habita aguas entre los 20 y los 28ºC.

Alimentación

El puntas blancas oceánico se alimenta de peces óseos, incluyendo el atún, mantarrayas, tortugas marinas, aves marinas, calamares, crustáceos, mamíferos  e incluso carroña. Una de las facetas más interesantes del comportamiento del tiburón oceánico es su asociación con los grupos calderones de aleta corta (Globicephala macrorhynchus), con los que se les ha observado nadar. Se cree que esta relación beneficia al tiburón ya que se aprovecha de los restos de los grandes calamares que dejan las ballenas.

Comportamiento ante humanos

Se trata de un tiburón activo, casi sin miedo, al que se asocia a muchos ataques a ataques humanos. Se considera que este tiburón es potencialmente peligroso casi tanto como los tiburones blancos, tigres y tiburones toro, sobre todo para los buceadores en mar abierto. Los longimanus pueden ser muy agresivos e impredecibles en presencia de presas potenciales.

Estado de Conservación

El tiburón longimanus está catalogado como vulnerable en la lista roja de especies amenazadas de la UICN. Hay estudios que afirman que en menos de 40 años la población de longimanus ha descendido en un 70% en el Atlántico. Este tiburón es pescado tanto por sus aletas para la preparación de sopa como por el resto de la carne, que se vende tanto fresca como congelada, ahumada, salada o seca en mercados asiáticos. También se utiliza su piel para la preparación de cuero y el aceite de su hígado. El peligro de este tiburón también reside en que se cree que tiene una baja capacidad reproductiva.

 

Otros tiburones que te pueden interesar

Tiburón ballena Tiburón blanco Tiburón azul

Tiburón ballena

Tiburón blanco

Tiburón azul


Puedes ver Tiburón longimanus, tiburón oceánico de puntas blancas en todas estas inmersiones.



Comentarios: