Mantarraya, pacífico y misterioso gigante del océano

Mantarrayas

Manta birostris. Imagen de Dave Bluck

Las mantarrayas son un grupo de grandes rayas pertenecientes al género Manta que engloba dos especies, la manta birostris y la manta alfredi. Las mantarrayas son peces cartilaginosos que pasaron de habitar los fondos marinos a desarrollar unas potentes aletas pectorales en forma de alas capaces de permitirles nadar largas distancias y sumergirse a grandes profundidades. Estos peces aparecieron hace solo 5 millones de años, unos bebés en comparación con otros viejos habitantes del océano de su misma familia como los tiburones, que llevan en nuestro planeta más de 400 millones de años.

Morfología

Las mantarrayas son bien conocidas por todos y fácilmente reconocibles por su enorme tamaño, cabeza ancha, largas y triangulares aletas pectorales y sus características aletas cefálicas situadas a ambos lados de la boca. Los cuerpos de las mantarrayas son aplanados y sus ojos se encuentran en los laterales de la cabeza, detrás de las aletas cefálicas. Las aletas dorsales de las mantarrayas se encuentran en la base de la cola y son de pequeño tamaño. Las mantas birostris pueden llegar a pesar hasta 1.350 kg mientras que las mantas alfredi son más pequeñas, de un máximo de 5 metros de longitud. En las dos especies de mantas su anchura es aproximadamente 2,2 veces la longitud de su cuerpo. 

Aunque seguro que cuando te encuentres una mantarraya no tendrás ninguna duda de que es una manta lo que tienes delante, quizá te cueste más identificar cuál de las dos especies de manta se trata. La manta birostris tiene marcas blancas más angulares en los hombros y la zona ventral destaca por ser blanca con diferentes áreas negras, que en muchos casos desaparecen, y no cuenta con motas negras en la zona que se encuentra entre las dos líneas de branquias. Otra marca distintiva es la boca, más oscura o completamente negra en la manta birostris o manta gigante, como también se le conoce. Cuando estamos viendo la parte dorsal también debemos fijarnos en las puntas de las aletas pectorales, casi siempre con marcas blancas y en la aleta caudal que también muestra marcas y líneas blancas. La manta alfredi por su parte cuenta con manchas redondeadas y más pequeñas sobre sus hombros (en ocasiones no tiene esas manchas) y sobre todo nos fijaremos en la zona alrededor de la boca, completamente blanca. Las manchas de los hombros de la manta alfredi son más redondeadas que los de la manta gigante. 

Las mantas, como muchas especies de tiburones, necesitan nadar constantemente para que el agua pase por sus branquias y así poder respirar. Los gráciles movimientos de las mantas son una de sus características más notorias, moviendo sus aletas e impulsándose lentamente como si volasen e incluso planeasen por el océano. Las aletas cefálicas pueden encontrarse plegadas en espiral pero se despliegan y aplanan cuando este pez está alimentándose, permitiendo dirigir mayor cantidad de alimento hacia su boca.

 

Reserva cruceros de buceo en Maldivas y 50 destinos más a través de la agencia de viajes DiviacMejor precio garantizado.

Barcos vida a bordo Maldivas ofertas

 

A diferencia de otras rayas, las mantas no son venenosas aunque cuentan con una púa en su espina caudal. Otra diferencia entre las mantas y el resto de rayas es que las mantas tienen la boca en la parte frontal de la cabeza, mientras que el resto de las rayas la tiene en la parte inferior, esto es debido a su alimentación por filtrado de plancton mientras las rayas suelen depredar animales que habitan los fondos arenosos.

mantarraya

Las mantarrayas aplanan sus aletas cefálicas para dirigir el alimento hacia la boca. Imagen de Lorenia 

Alimentación de las mantarrayas 

Las mantarrayas son peces filtradores, como los tiburones ballena o los tiburones peregrinos. Consumen grandes cantidades de zooplancton llegando a alimentarse del 13% de su peso corporal cada semana. Cuando están alimentándose nadan lentamente alrededor de los bancos de plancton con la boca abierta, llegando a girar en círculos, como si estuviesen dando volteretas, si hay gran abundancia y concentración de alimento. La alimentación de las mantas es uno de los espectáculos más increíbles que un buceador puede presenciar en el océano, habiendo ocasiones en las que se llegan a juntar hasta 50 ejemplares girando, volando sobre los bancos de alimento. El paradigma de este espectáculo sucede en Hanifaru Bay, en Maldivas

Hanifaru Bay, el santuario de las mantarrayas 

Distribución y hábitat 

Ambas especies de mantarraya son pelágicas, pero con algunas diferencias. La manta birostris migra a través de océanos abiertos, individualmente o en grupos, viajando con las corrientes buscando zonas ricas en nutrientes. Se tiene certeza de mantas que han viajado hasta 1.000 kilómetros y que son capaces de sumergirse hasta los 1.000 metros. La manta alfredi por su parte tiende a ser residente y habitar zonas costeras. Esta manta habita el Indo-Pacífico y el Atlántico tropical este en zonas más al abrigo de arrecifes. La manta birostris puede encontrarse en todos los océanos tropicales, subtropicales. 

Distribución mantas
Mapa de distribución de las mantarrayas. Fuente wikipedia  

Estaciones de limpieza 

Otro espectáculo que conceden las mantas a los submarinistas tiene lugar en las estaciones de limpieza. Las mantas se acercan a arrecifes de coral parándose casi por completo cerca de la superficie para dejar que los peces limpiadores que allí viven se alimenten de los parásitos adheridos a su piel. Estos pequeños peces se acercan a la boca, se introducen en las branquias o se pasean por la superficie del cuerpo de la manta para aliviarle mientras consiguen un fácil alimento. En ese momento los buceadores simplemente tienen que aposentarse en el fondo y disfrutar con un espectáculo que lleva teniendo lugar en el mismo sitio durante millones de años. 

Amenazas de las mantas 

La mayor amenaza para las mantarrayas es la sobrepesca y debido a su larga vida y baja tasa reproductiva, la pesca excesiva puede reducir seriamente las poblaciones de estos peces. Tanto la pesca comercial como artesanal pescan a las mantas por su carne, piel y el aceite de su hígado con redes, redes de arrastre e incluso arpones. También son diezmados por sus branquias, utilizadas como remedio en la medicina tradicional china. 

Otras amenazas a las que se enfrentan las mantas son las redes a la deriva, en las que quedan atrapadas, la ingesta de microplásticos, los derrames químicos y las colisiones con embarcaciones. Las mantas, debido a su gran tamaño, cuentan con pocos depredadores naturales, solo los más grandes tiburones y las orcas se atreven a atacar a estos animales.

Las dos especies están catalogadas como Vulnerable por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y se encuentran protegidas en aguas internacionales por la Convención sobre la conservación de las especies migratorias de animales silvestres, pero son vulnerables cerca de la costa. 

Otros artículos sobre mantarrayas que te pueden interesar

La mayor concentración

de mantarrayas del mundo

Buceo en Maldivas

Las estrellas

del buceo en Azores

mantarrayas en Hanifaru Bucear en Maldivas Buceo en Azores

Puedes ver Mantarraya, pacífico y misterioso gigante del océano en todas estas inmersiones.



Comentarios: