Caballito de mar pigmeo, uno de los más pequeños caballitos de mar

Animalia:Chordata:Actinopterygii:Syngnathiformes:Syngnathidae:Hippocampus:Hippocampus bargibanti

 

Fotos de caballito de mar pigmeo

Caballito de mar pigmeo en Anilao, Filipinas. Imagen de Solanaboy

El caballito de mar pigmeo (Hippocampus bargibanti) es una especie de pez del orden de los Syngnathiformes. Su camuflaje es tan notable que no fue descubierto hasta 1969 cuando, estudiando en un laboratorio australiano una gorgonia del género Muricella apareció este pequeño pez.

Los caballitos de mar pigmeo viven en la región que conforma el Triángulo de coral, en el sudeste de Asia, desde el sur tropical de Japón, a Filipinas, Indonesia, el este de Palau, Papua Nueva Guinea, Islas Salomon, Fiji, Vanuatu y la Gran Barrera de Australia. Su nombre “pigmeo” proviene de su pequeño tamaño que alcanza un máximo de 2,7 centímetros desde la punta de la cola hasta el extremo del morro. 

Caballitos de mar pigmeo en Malboal, Filipinas

Los caballitos de mar pigmeos son morfológicamente distintos del resto de especies de caballitos de mar. Aparte de su extremadamente pequeño tamaño, tienen una sola abertura branquial en la parte posterior de la cabeza a diferencia del resto de hipocampos que tienen dos. Otra de las características que difieren entre los caballitos pigmeos y otros caballitos de mar es que se han especializado enormemente en la elección de su hábitat, pasando toda su vida adulta en un solo tipo de gorgonia, la Muricella, tanto en el género Paraplectana como en el Plectana. La similitud de este caballito con esta gorgonia hace que sea muy difícil de ver por parte de sus depredadores, principalmente el pez halcón de hocico largo, ya que incluso imita los pólipos de este coral en su cuerpo así como el color.

Entre los caballitos de mar pigmeo, que se alimentan de pequeños moluscos cuando son adultos y de plancton de juveniles, existen dos patrones de color: el gris con tonos rojos en esas protuberancias que imitan los pólipos y amarillo con protuberancias naranjas.

Caballito de mar pigmeo

Los caballitos de mar pigmeo se refugian en las gorgonias Muricella donde pasan desapercibidos. Imagen de Tom Gruber

Como todos los caballitos de mar, el macho se encarga de todos los cuidados de los huevos y juveniles en desarrollo. Los huevos de las hembras son transferidos, sin fertilizar, a la bolsa de cría del macho, donde permanecen entre 11 y 14 días. El macho dispone de vasos sanguíneos que llevan nutrientes y oxígeno a las crías en desarrollo. Tras ese periodo de tiempo entre 6 y 34 crías salen del abdomen del macho.

Estos caballitos de mar son hoy muy populares entre los submarinistas y comúnmente observados y fotografiados debido a su notable abundancia. Se encuentran en profundidades de entre 16 y 40 metros y se debe de tener especial cuidado al ver y fotografiar estos peces (en general con toda la vida marina), pero estos diminutos caballitos de mar son particularmente susceptibles a los daños causados por malas técnicas. Es vital que ni los caballitos de mar ni las gorgonias que les protegen sean tocados y ni que los flashes o las linternas se dirijan durante mucho tiempo a ellas por que alteran comportamiento natural de estos delicados animales. 

Otros artículos que te pueden interesar 

Filipinas

buceo inabarcable

Indonesia

el buceo más sorprendente

Palau

la república independiente del buceo

Buceo en Filipinas

Buceo en Indonesia

Buceo en Palau


Puedes ver Caballito de mar pigmeo, uno de los más pequeños caballitos de mar en todas estas inmersiones.



Comentarios: