Viajes de buceo

Artículos sobre los mejores destinos donde realizar viajes de buceo



Los 10 mejores pecios del Mar Rojo



El Mar Rojo es uno de los destinos de buceo más conocidos de todo el mundo y sus pecios uno de los grandes atractivos. Desde restos de batallas de la II Guerra Mundial a barcos de vapor cargados de corales que llevan más de un siglo bajo el agua, grandes tragedias marítimas con cientos de muertos o polvorines submarinos con toneladas de bombas en su interior, miles son los buceadores que se acercan a bucear en estos pecios del Mar Rojo.

Thistlegorm

SS Thistlegorm

El SS Thistlegorm, imagen cortesía de ©Simon M Brown diveimage

 

El Thistlegorm era un carguero británico hundido por bombarderos del Tercer Reich el 6 de octubre de 1941. Hoy se encuentra en aguas de Sharm el Sheikh (Egipto) y se ha convertido en uno de los pecios más famosos del mundo por la posibilidad de bucear entre los vehículos que transportaba a la campaña del Norte de África.

 

Salem Express

Buceo en el Salem Express

El Salem Express. Imagen cortesía de ©Adam Horwood

 

El Salem Express representa una de las mayores tragedias de la historia del Mar Rojo. Este ferry se hundió en 1991 en Hurghada (Egipto) llevándose al fondo del mar más de 400 vidas y en el barco aún podemos encontrar enseres de los pasajeros que volvían de la peregrinación a La Meca.

Giannis D

Giannis D

El Giannis D. Imagen cortesía de ©Jordi Benítez www.jordibenitez.com

 

El Giannis D se ha convertido en un clásico de las rutas del norte del Mar Rojo, especialmente entre los fotógrafos que visitan este pecio tratando de tomar fotografías tan extraordinarias como esta de Jordi Benítez. El Giannis D, recostado sobre el arrecife de Abu Nuhas (Egipto), acoge gran cantidad de fauna, desde delfines a tiburones de arrecife, napoleones o peces loro gigantes.


¿Quieres bucear en el Mar Rojo?

Tanto si buscas las mejores rutas de buceo vida a bordo como si prefieres resort podemos organizar tu viaje de buceo al Mar Rojo con vuelos, buceo en pensión completa e incluso con extensiones por Egipto. Pregúntanos sin compromiso y recibe programa y presupuesto de agencias de viajes especializadas en buceo.

Umbria

Pecio Umbria

El Umbria. Imagen cortesía de ©laleena1

 

El Umbria es un curioso caso en la historia naval, uno de los pocos navíos enviados al fondo del mar por el propio capitán del barco. El Umbria se encuentra en Port Sudán (Sudán) y es hoy un polvorín convertido en joya submarina. Este pecio guarda más de 5.000 toneladas de bombas en el interior de un casco cargado de coral y vida.

Carnatic

Carnatic

El Carnatic. Imagen de andrzej.czyzyk

 

El Carnatic es uno de los pecios más antiguos del Mar Rojo tras más de 150 años hundido en el arrecife de Abu Nuhas (Egipto). Este naufragio es conocido también como el "Pecio del vino" por su cargamento de cientos de botellas de vino de Oporto, algunas de ellas aún intactas.

Numidia

Numidia

El Numidia. Imagen cortesía de ©Kadu Pinheiro

 

El Numidia era un carguero británico de 137 metros de eslora que se hundió en las Brother Islands en 1901. Hoy se encuentra bellamente decorado con gran cantidad de corales e incluso podemos ver restos de los vagones y materiales de construcción que transportaba a Calcuta cuando sucedió el desastre. 

Rosalie Moller

Rosalie Moller

El Rosalie Moller. Imagen cortesía de ©Simon M Brown diveimage

 

El Rosalie Moller es otro de esos restos que la II Guerra Mundial dejó en el norte del Mar Rojo. Este carguero, que transportaba carbón, fue hundido por dos bombarderos Henkel He 111 en la misma operación que acabó con el Thistlegorm. Tras el ataque se mantuvo medio siglo desaparecido a más de 50 metros de profundidad.

Kingston

Kingston Mar Rojo

El Kingston. Imagen de David Comas

 

El Kingston es otro de los "abuelos" del Mar Rojo. Hundido en 1881 cerca del Parque Nacional de Ras Mohammed, sus restos se han convertido en un arrecife de coral lleno de vida.

Yolanda

El Yolanda

El Yolanda. Imagen cortesía de ©Fish.Eye

 

El Yolanda era un carguero chipriota que hoy da nombre al arrecife contra el que chocó en 1985: Yolanda Reef. Lo más curioso de este pecio es que su carga (lavabos, retretes y bañeras) está desperdigada por el fondo y compone una curiosa estampa. Si buceando hay muchas veces que tienes ganas de ir al lavabo, en esta inmersión lo tienes muy fácil.  

Dunraven

SS Dunraven

El SS Dunraven. Imagen de ©Marc Sentís de BHF Services

 

El SS Dunraven es otro de esos pecios que llevan más de un siglo bajo aguas del Mar Rojo. Hundido en 1876 en Sharm el Sheikh, su interior nos muestra los motores, engranajes o el eje de transmisión de unos de los primeros barcos que cruzó el Canal de Suez en su camino de Reino Unido a la India.  


Otros artículos sobre pecios que te pueden interesar

Pecios españoles únicos
y con historia
5 pecios en los que bucear
antes de morir
La dramática historia
del HMS Victoria

Pecios españoles

Pecios que ver

El HSM Victoria

 



Bucear en Alaska, un espectáculo inesperado



Buceo en Alaska

 

La gran mayoría de submarinistas trata de huir de los destinos fríos y prefiere inmersiones en aguas cálidas, tanto por la comodidad de bucear en temperaturas alrededor de los 20ºC como por la proliferación de vida. Corales, anémonas, tortugas, nudibranquios de encendidos colores, delfines, grandes depredadores… Pudiendo bucear en esas condiciones y con esa diversidad ¿Qué interés iba a tener un buceador en sumergirse en aguas frías con condiciones más difíciles?

 

Los fondos marinos fríos pueden tener tanta riqueza y diversidad como los arrecifes de coral de los trópicos y las costas de las islas de los destinos cálidos. Si bien es cierto que las inmersiones en aguas frías necesitan que el buceador sea más experto, cuente con una mejor preparación física y un equipo más apropiado (imprescindible un buen traje seco y ropa interior que guarde el calor y aísle del exterior) es una experiencia única para cualquier buceador y es completamente diferente a lo que encontrará en aguas cálidas e igualmente enriquecedora.

 

  

La temperatura del agua del Ártico oscila entre los 4ºC y los 9ºC y lo que pudiera significar parecer en un primer momento malas condiciones para la vida marina y poca diversidad es en realidad todo lo contrario. Las corrientes de agua fría traen numerosos nutrientes que llenan de vida estos fondos casi helados. Sólo aquí podrás ver fletanes de hasta 200 kilos, pulpos gigantes, peces quimera, anguilas lobo, las medusas más grandes del mundo como la medusa melena de león cuyos tentáculos pueden llegar a los 60 metros, molvas de vivos colores, tiburones de seis agallas… Y cinco especies distintas de ballena: beluga, ballena jorobada, ballena gris, ballena boreal y rorcual aliblanco nadando junto a leones marinos. Si además puedes aprovechar el viaje para acercarte a la taiga, conocer cómo viven los inuits, ver en acción al águila americana, o descubrir en persona qué hay en la parte sumergida de un iceberg. ¿No crees que pueda ser un destino de buceo tan interesante como el de aguas cálidas? 

 

Pez lobo

Pez Lobo. Fuente www.fishbase.us

Pulpo gigante comiéndose un tiburón

Pulpo gigante. Fuente www.arkive.org

Tiburón de seis agallas

Tiburón de seis agallas. Fuente www.noaa.gov

Medusa melena de león

Medusa melena de león. Fuente http://www.pijamasurf.com

Pez quimera

Pez quimera. Fuente http://www.blog.educastur.es

  


Otros artículos que te pueden interesar

Konnichi wa buceadores,
bienvenidos a Japón
¿Cuántas especies
de ballena conoces? 
El curioso
pulpo Dumbo
Bucear en Japón Ballenas

Pulpo dumbo

Página 3 de 3