Destinos de buceo



Los mejores lugares de avistamientos de cetáceos en España



Avistamientos de cetáceos

El Mar de Alborán es uno de los mejores lugares de Europa para los avistamientos de delfines. Imagen CC de Submon.org

 

Después de las extraordinarias imágenes que nos mostraron Eduardo Acevedo y Francis Pérez de un rorcual tropical en Tenerife y que han dado la vuelta al mundo nos hemos preguntado ¿qué ballenas y delfines se pueden ver en libertad en España? ¿Dónde están las mejores zonas para avistamientos de cetáceos y cuál es la mejor época para verlos? Aunque parezca mentira, son más de 30 las especies de cetáceos que pasan por nuestras costas, tanto en el Atlántico como en el Cantábrico y Mediterráneo. 

 

Vamos a intentar ubicar las 30 especies de cetáceos que se pueden ver en diferentes puntos de España y los mejores momentos del año para encontrarlos. Verás que es mucho más sencillo verlos en su hábitat natural de lo que nos pensamos. Te animamos a que te apuntes a una excursión de avistamiento de cetáceos, mucho más enriquecedora, educativa y respetuosa que cualquier delfinario. No deja de sorprendernos que nuestro país, siendo uno de los mejores lugares de Europa (si no el mejor) para ver cetáceos en libertad, también es el que más delfinarios tiene, 11, y donde más delfínidos son mantenidos en cautividad. Si de verdad te gustan los cetáceos no vayas a verlos a un delfinario, acércate a cualquiera de estos puntos de la península y las islas para verlos en su hábitat natural.

 

Avistamientos de cetáceos en Canarias

Las Islas Canarias tienen la suerte de encontrarse en el punto que delimita las aguas frías del Atlántico por el sur y las aguas tropicales por el norte con lo que las especies que habitan cada una de esas aguas, junto con las que emigran a lo largo del año entre ambas aguas, se pueden ver allí. En la costa de Canarias se han identificado 30 especies de cetáceos, convirtiéndose en uno de los lugares del mundo con mayor diversidad de cetáceos y el mayor de Europa. No hay más que acercarse a Puerto Colón en Tenerife para ver numerosas goletas que hacen salidas diarias y donde se ha creado una más que respetable actividad económica con más de 500.000 clientes al año.

 

 

Vídeo cortesía de Rafa Herrero, Aquawork

 

Otra de las características que hacen de las Canarias un sitio ideal para el avistamiento es la profundidad de sus aguas, con medias de más de 1.000 metros entre islas que llegan a 2.500 en algunos puntos, dando gran riqueza para que numerosos y abundantes bancos de peces acudan en busca de alimento... y los cetáceos en busca de esos bancos. Incluso en sus fondos habitan calamares gigantes, el alimento preferido del Cachalote (Physeter macrocephalus) que puede ser visto, aunque no es tan común como otros cetáceos, en Tenerife y La Palma durante todo el año pero especialmente en primavera, donde aparecen grupos de hasta 6 de estas ballenas y es posible que acompañados de sus crías. Estas dos islas son las mejores para realizar excursiones de avistamientos, y Tenerife sin duda se lleva el primer puesto. Pero desde todas las islas se realizan este tipo de excursiones.

 

Delfín moteado del Atlántico

Grupo de delfines moteados del Atlántico (Stenella frontalis) entre Tenerife y La Gomera. Imagen de Joachim S. Müller

 

Los cetáceos que sí se pueden encontrar fácilmente en aguas de Tenerife (hasta 21 especies pueden ser vistas en esta isla) y La Palma son los calderones tropicales (Globicephala macrorhynchus) y los delfines mulares (Tursiops truncatus). Se calcula que son 500 los ejemplares de calderones residentes en aguas de Tenerife y 250 los que forman la colonia de delfines mulares. De hecho, el suroeste de Tenerife se considera una de las mayores áreas de reproducción de la especie en toda Europa. También el rorcual tropical (Balaenoptera edeni) es habitual en la isla y se acerca a lo largo de todo el año siguiendo los bancos de sardinas.

 

publi



El delfín moteado del Atlántico (Stenella frontalis) también es muy habitual en Canarias y es desde otoño hasta principios de verano cuando se le puede ver alrededor de las islas, especialmente, otra vez, en Tenerife. Entre los delfines, otro que es posible avistar, pero en invierno, es el delfín común (Delphinus delphis).

 

Muchas otras especies de cetáceos visitan las Canarias, pero son más esquivas al no ser resides o no tener patrones fijos de migración, como la orca (Orcinus orca) o la falsa orca  (Pseudorca crassidens) que pasan por las islas siguiendo a los atunes rojos de vuelta al Mediterráneo, o la ballena jorobada (Megaptera novaeangliae), que pasa cerca de las islas al ser punto de paso durante el verano, siguiendo su camino entre zona de reproducción en las Islas de Cabo Verde y la búsqueda de alimento en el norte del Atlántico en verano. Por último, también es posible dar con ballenas azules (Balaenoptera musculus) durante el invierno en todas las islas pero es ciertamente un evento poco habitual.

 

Avistamientos de cetáceos en el Mediterráneo

Aunque se producen avistamientos de cetáceos en varias partes del Mediterráneo, desde el Cabo de Creus pasando por las Islas Baleares a Columbretes, donde más posibilidades hay de verlos y más variedad existe es en el Mar de Alborán y la Costa de la Luz, siendo Tarifa y el Estrecho de Gibraltar un lugar privilegiado para ver una especie en particular, difícilmente visible en el resto de España como son las orcas.

 

Delfines

Pareja de delfines en el Mar de Alborán. Imagen de Maximo Lopez

 

Desde principios de la primavera, y sobre todo en los meses de verano, grupos de orcas se acercan al estrecho de Gibraltar, incluso bien cerca del puerto de Tarifa, en busca de un extraordinario pez que puede llegar a pesar 500kg: el atún rojo (Thunnus thynnus). Estos atunes vuelven al Mediterráneo, al mismo lugar donde nacieron, para desovar entre junio y julio en las zonas occidentales y centrales del Mediterráneo después de su migración por el Atlántico. En ese momento, grupos de hasta 18 ejemplares de orca persiguen atuneros alrededor de Tarifa tratando de dar caza a una importante fuente de alimento para seguir con sus migraciones. De nuevo en agosto, cuando el atún sale del Mediterráneo hacia el Atlántico, se puede ver a las orcas en el Estrecho. 

 

Pero además de orcas, el Estrecho cuenta con varias especies residentes durante todo el año, como el delfín común, el delfín listado (Stenella coeruleoalba), el delfín mular y el calderón común (Globicephala melas). Otras especies de cetáceos que se acercan al Estrecho de Gibraltar son los cachalotes, durante la primavera y en ocasiones en verano, e incluso dos rorcuales que de vez en cuando en su paso al Mediterráneo se pueden ver por el Estrecho: el rorcual común (Balaenoptera physalus) y el rorcual aliblanco (Balaenoptera acutorostrata).

 

Extracto del documental "Las ballenas del viento" de la productora Novo.es sobre los cetáceos del Estrecho de Gibraltar

 

Otra zona del Mediterráneo donde se producen abundantes avistamientos de ballenas y delfines es la que encontramos entre el Cabo de Palos y el Cabo de Gata, en el límite del Mar de Alborán. Allí, donde existen puntos de más de 1.000 metros de profundidad, gran variedad de cetáceos acuden en busca de alimento: delfines listados, delfines comunes, delfines mulares, calderones comunes, calderones grises (Grampus griseus), rorcuales comunes y cachalotes hacen su aparición durante primavera y verano y donde hay diferentes compañías de avistamientos de cetáceos con interesantes flotas de goletas donde pasar unos días acompañado de biólogos marinos.

 

Avistamientos de cetáceos en el Cantábrico

El Cantábrico es también un lugar excelente de la península ibérica para los avistamientos de cetáceos. Desde las Rías Baixas hasta (y sobre todo) el Golfo de Vizcaya, podemos encontrar 27 especies de cetáceos ya sean residentes en sus aguas o que las visitan en algún momento, con algunas particularidades como los zifios, que aquí es donde aparecen con mayor asiduidad aunque es muy difícil verles. De las 20 especies de zifios, 7 se han avistado en aguas del Cantábrico, tanto en el Golfo de Vizcaya como en aguas gallegas, pero teniendo en cuenta que estos cetáceos pueden pasarse hasta 70 minutos sumergidos, sus avistamientos son más difíciles.

 

Delfín común

Delfín común frente a Cabo Peñas, Asturias. Imagen de ©OCEANA Jesús Renedo

 

En el Cantábrico los mejores lugar para dar con delfines y ballenas en libertad se encuentran frente a las costas del País Vasco, con excursiones que parten tanto de Getaria como de Santurce y Cabo Matxitxaco hacia la fosa de Capbretón, que guarda profundidades de más de 2.000 metros plagadas de alimento tanto para cetáceos pequeños como para los más grandes. A 20 millas de la costa se pueden ver habitualmente durante los meses de primavera y verano calderones comunes, delfines listados, delfines mulares, delfines comunes y marsopas comunes (Phocoena phocoena).

 

Otras especies menos comunes pero que también pueden verse por el Cantábrico frente al País Vasco son el rorcual común, el rorcual aliblanco, el cachalote, el calderón gris y dos zifios: el zifio calderón (Hyperoodon ampullatus) y el zifio común (Ziphius cavirostris). Otros 6 cetáceos de aparición muy poco probable, y que te puedes considerar un auténtico afortunado si las ves por la zona, son la ballena azul, el rorcual boreal, la yubarta o ballena jorobada, el zifio de Sowerby (Mesoplodon bidens), la orca y el delfín de flancos blancos (Lagenorhynchus acutus).

 

Excursión de avistamiento de cetáceos en el Golfo de Bizkaia. Vídeo cortesía de Gorka Ocio de www.verballenas.com

 

Además, otras 10 especies pueden llegar a visitar el norte de la Península en algún momento del año, pero que se han visto en pocas ocasiones, son la ballena franca (Eubalaena glacialis) pescada históricamente por balleneros vascos, el zifio de Blainville (Mesoplodon densirostris), el zifio de True (Mesoplodon mirus), el cachalote pigmeo (Kogia breviceps), el cachalote enano (Kogia sima), la orca pigmea (Feresa attenuata), la falsa orca, el calderón tropical, el delfín de hocico blanco (Lagenorhynchus albirostris) y el delfín moteado.

 


Otros artículos sobre cetáceos que te pueden interesar

 ¿Cuántas especies de ballena
conoces?
Los delfines
El ataque de las orcas
a cachalotes
Ballena boreal Delfines Orcas vs cachalotes


Los 10 mejores pecios del Mar Rojo



El Mar Rojo es uno de los destinos de buceo más conocidos de todo el mundo y sus pecios uno de los grandes atractivos. Desde restos de batallas de la II Guerra Mundial a barcos de vapor cargados de corales que llevan más de un siglo bajo el agua, grandes tragedias marítimas con cientos de muertos o polvorines submarinos con toneladas de bombas en su interior, miles son los buceadores que se acercan a bucear en estos pecios del Mar Rojo.

Thistlegorm

SS Thistlegorm

El SS Thistlegorm, imagen cortesía de ©Simon M Brown diveimage

 

El Thistlegorm era un carguero británico hundido por bombarderos del Tercer Reich el 6 de octubre de 1941. Hoy se encuentra en aguas de Sharm el Sheikh (Egipto) y se ha convertido en uno de los pecios más famosos del mundo por la posibilidad de bucear entre los vehículos que transportaba a la campaña del Norte de África.

 

Salem Express

Buceo en el Salem Express

El Salem Express. Imagen cortesía de ©Adam Horwood

 

El Salem Express representa una de las mayores tragedias de la historia del Mar Rojo. Este ferry se hundió en 1991 en Hurghada (Egipto) llevándose al fondo del mar más de 400 vidas y en el barco aún podemos encontrar enseres de los pasajeros que volvían de la peregrinación a La Meca.

Giannis D

Giannis D

El Giannis D. Imagen cortesía de ©Jordi Benítez www.jordibenitez.com

 

El Giannis D se ha convertido en un clásico de las rutas del norte del Mar Rojo, especialmente entre los fotógrafos que visitan este pecio tratando de tomar fotografías tan extraordinarias como esta de Jordi Benítez. El Giannis D, recostado sobre el arrecife de Abu Nuhas (Egipto), acoge gran cantidad de fauna, desde delfines a tiburones de arrecife, napoleones o peces loro gigantes.


¿Quieres bucear en el Mar Rojo?

Tanto si buscas las mejores rutas de buceo vida a bordo como si prefieres resort podemos organizar tu viaje de buceo al Mar Rojo con vuelos, buceo en pensión completa e incluso con extensiones por Egipto. Pregúntanos sin compromiso y recibe programa y presupuesto de agencias de viajes especializadas en buceo.

Umbria

Pecio Umbria

El Umbria. Imagen cortesía de ©laleena1

 

El Umbria es un curioso caso en la historia naval, uno de los pocos navíos enviados al fondo del mar por el propio capitán del barco. El Umbria se encuentra en Port Sudán (Sudán) y es hoy un polvorín convertido en joya submarina. Este pecio guarda más de 5.000 toneladas de bombas en el interior de un casco cargado de coral y vida.

Carnatic

Carnatic

El Carnatic. Imagen de andrzej.czyzyk

 

El Carnatic es uno de los pecios más antiguos del Mar Rojo tras más de 150 años hundido en el arrecife de Abu Nuhas (Egipto). Este naufragio es conocido también como el "Pecio del vino" por su cargamento de cientos de botellas de vino de Oporto, algunas de ellas aún intactas.

Numidia

Numidia

El Numidia. Imagen cortesía de ©Kadu Pinheiro

 

El Numidia era un carguero británico de 137 metros de eslora que se hundió en las Brother Islands en 1901. Hoy se encuentra bellamente decorado con gran cantidad de corales e incluso podemos ver restos de los vagones y materiales de construcción que transportaba a Calcuta cuando sucedió el desastre. 

Rosalie Moller

Rosalie Moller

El Rosalie Moller. Imagen cortesía de ©Simon M Brown diveimage

 

El Rosalie Moller es otro de esos restos que la II Guerra Mundial dejó en el norte del Mar Rojo. Este carguero, que transportaba carbón, fue hundido por dos bombarderos Henkel He 111 en la misma operación que acabó con el Thistlegorm. Tras el ataque se mantuvo medio siglo desaparecido a más de 50 metros de profundidad.

Kingston

Kingston Mar Rojo

El Kingston. Imagen de David Comas

 

El Kingston es otro de los "abuelos" del Mar Rojo. Hundido en 1881 cerca del Parque Nacional de Ras Mohammed, sus restos se han convertido en un arrecife de coral lleno de vida.

Yolanda

El Yolanda

El Yolanda. Imagen cortesía de ©Fish.Eye

 

El Yolanda era un carguero chipriota que hoy da nombre al arrecife contra el que chocó en 1985: Yolanda Reef. Lo más curioso de este pecio es que su carga (lavabos, retretes y bañeras) está desperdigada por el fondo y compone una curiosa estampa. Si buceando hay muchas veces que tienes ganas de ir al lavabo, en esta inmersión lo tienes muy fácil.  

Dunraven

SS Dunraven

El SS Dunraven. Imagen de ©Marc Sentís de BHF Services

 

El SS Dunraven es otro de esos pecios que llevan más de un siglo bajo aguas del Mar Rojo. Hundido en 1876 en Sharm el Sheikh, su interior nos muestra los motores, engranajes o el eje de transmisión de unos de los primeros barcos que cruzó el Canal de Suez en su camino de Reino Unido a la India.  


Otros artículos sobre pecios que te pueden interesar

Pecios españoles únicos
y con historia
5 pecios en los que bucear
antes de morir
La dramática historia
del HMS Victoria

Pecios españoles

Pecios que ver

El HSM Victoria

 



Los mordiscos de amor de los tiburones de punta blanca



Los tiburones son bien conocidos como unos de los grandes depredadores de la Tierra y, como no podía ser de otra forma, no son especialmente delicados durante sus ritos de apareamiento. En esos momentos los machos dan dentelladas en el dorso, aletas pectorales y encima de las branquias de las hembras que les ocasionan grandes marcas y cicatrices. Estos son los “mordiscos de amor” de los tiburones de puntas blancas y que estimulan a la hembra para la cópula. Video de cesarvideosub grabado en Isla de Coco, Costa Rica.

 

 

Tiburones de puntas blancas

 


Si quieres saber más sobre tiburones no te pierdas el libro "Tiburones"nuestro amigo, el biólogo y fotógrafo submarino Pedro López Alegret. Disponible en Amazon>>> 

Página 2 de 3