Por qué deberías leer esto antes de empezar tu curso Open Water Diver



Padi open water divers

 

La diferencia entre un buceador que recibió un buen curso de Open Water y otro que recibió uno malo es, simplemente, enorme. El primero es raro que no siga buceando. El segundo probablemente cogió miedo al buceo antes de recibir el título... y seguramente no ha vuelto a bucear. 

 

Para evitar que te conviertas en los del segundo grupo vamos a ayudarte con algunos consejos probados, consultados y discutidos con decenas de buceadores e instructores de buceo. La gran mayoría coincide en que el primer paso en el mundo del buceo, el curso de Open Water Diver, es sumamente importante y puede marcar el resto de la vida de cada buceador. Para bien o para mal.

 

Si te estás planteando realizar un curso de Open Water Diver para aprender a bucear échale un vistazo a estos 9 consejos. Tendrás más posibilidades de formar parte del grupo de buceadores que dio un buen primer paso para convertirse en un sólido buceador.  

 

1. No te fijes solo en el precio y huye de las ofertas

La diferencia de calidad del curso Open Water que te ofrece un centro de buceo y otro puede ser tan grande como las diferencias de precio. Nadie regala nada así que cuando te plantees hacer el curso Open Water huye de los Groupons, Groupalias, descuentos del 50% y centros de buceo con ofertas extraordinarias en zonas demasiado turísticas. La mayoría de éstos se preocupan más por hacer dinero rápido y por recibir diplomas por haber certificado a nosecuantos cientos de buceadores al año que por crear buenos y autónomos buceadores.

 

Lo más importante a la hora de decidirte por un centro es que el instructor te inspire confianza. Aunque no está de más preguntar a conocidos o en foros (con muchas reticencias) lo más importante es que esa persona te haga sentir seguro y te acompañe desde el primer hasta el último día del curso. Dentro y fuera del agua.

 

Ten en cuenta que cuanto más barato sea el curso más personas estarán tomando parte en él para que sea rentable así que busca cursos Open Water donde seáis pocos estudiantes (si puede ser, que estés solo con el instructor y máximo que seáis 2 personas). Busca ese instructor al que notes apasionado por la enseñanza y con experiencia, que te vaya a acompañar en todo el proceso. Huye de vendedores de cursos de buceo y no seas rácano con tu formación.

 

Instructor de buceo

Si vas a un curso con tantos alumnos estarás mucho más tiempo mirando a los compañeros que aprendiendo las técnicas imprescindibles

 

2. No des importancia a la agencia certificadora

PADI, SSI, ACUC, CMAS, FEDAS... hay diferentes certificadoras y es posible que tengas dudas con estas siglas a la hora de contratar tu curso. Dan igual, para aprender a bucear no son relevantes. Recuerda, lo realmente importante es quién da el curso, no a qué escuela pertenece. Con todas estas certificadoras podrás bucear en cualquier parte del mundo e incluso puedes cambiar a lo largo de tu formación como buceador y hacer el curso Open Water por PADI y el Advanced Open Water por SSI, por ejemplo. De nuevo, el factor determinante será la persona que te dé el curso. 

3. Escucha y presta atención siempre a tu instructor

Una vez te hayas decidido por un centro de buceo o instructor lo primero que tienes que tener en cuenta es que no sabes nada de nada. No importa la buena relación que tienes con el océano ni las muchas horas que te pasaste de pequeño buceando con un tubo. No sabes bucear y ese instructor o instructora, por muy joven, inexperto o frágil que te parezca, tiene muchas más horas bajo el agua que tú. Préstale atención, tiene mucho que enseñarte.

 

 

Si has hecho caso al punto primero estarás trabajando con un instructor certificado, con experiencia (que no tienen nada que ver con la edad), que domina todas las habilidades que necesitas aprender en esta primera etapa y está en disposición de enseñártelas.

4. En buceo, todo tiene un porqué

Todo lo que te está explicando el instructor o instructora y te pide que hagas tiene un motivo, aunque tú ahora no lo comprendas. Ya sea realizar sistemáticamente un chequeo, usar determinado elemento del equipo que te parece inútil o realizar ese ejercicio coñazo que crees que no sirve para nada, no te hagas caso. Sigue las instrucciones del profesor. Todo tiene un motivo.

 

bucear sin máscaraEl día que a 20 metros te quiten la máscara de un aletazo te acordarás de ese buen instructor que te obligaba a quitarte la máscara bajo el agua una y otra vez. Imagen CC de alfonsator

5. Relájate

Al principio, tanto la teoría como la práctica pueden parecerte complicadas. Verás que con el tiempo esto de bucear y manejar todos los cacharros que cuelgan es muy sencillo. La clave está en mantenerse tranquilo.

 

Cuando te metas en el agua es muy importante estar relajado sabiendo que nada malo puede pasar y que si surgiese cualquier inconveniente el instructor estará allí para echarte una mano... por eso es tan importante trabajar con instructores que te aseguren que el curso y la práctica en aguas abiertas es solo para ti o un compañero más. ¿Te imaginas a 5 personas bajo el agua, sin ninguna experiencia, a cargo de un solo instructor? ¿Estás seguro de querer ser una de esas 5 personas cuando surja un problema?

6. Ve a tu ritmo

El buceo recreativo no es competitivo, tampoco cuando estás aprendiendo. No te preocupes si un compañero o conocido domina antes que tú ciertas técnicas o habilidades o consideras que deberías aprender más rápido. Como en otras situaciones de la vida, todos tenemos capacidades diferentes y algunas cosas las aprendemos más rápido que otras. La prisa es muy mala compañera de buceo.

 

 

Cuando realmente vas a aprender es cuando obtengas tu título y empieces a bucear. Algunos se consideran buenos buceadores con 30 inmersiones, otros necesitan 75. Tú eres diferente y solo debes estar pendiente de tu ritmo. Sin prisa, disfruta del camino.

7. No tengas miedo de hacer preguntas

Hay situaciones en las que creemos parecer idiotas por preguntar algo que parece evidente. No es tan evidente si tienes dudas. Estás pagando una pasta para hacer una actividad que conlleva cierto riesgo, lo inteligente es preguntar cuando tienes dudas. Una y otra vez hasta que te quede claro. Si es un buen instructor no tendrá problema en solucionar cuantas dudas te surjan.


publicidad


8. Conviértete en buceador

Cuando termines el curso y obtengas el título aún no serás buceador. Habrás dado el primer paso para convertirte en uno, pero es solo el primer paso. Podrás bucear, sí, pero la obtención del Open Water Diver es un medio más que un fin. Hasta que no tengas varias decenas de inmersiones, y siempre acompañado por un buceador experto, seguirás siendo un aprendiz, un buceador en prácticas. Es algo similar a lo que sucede con la obtención del carnet de conducir. Sí, puedes conducir autónomamente, pero necesitas muchas horas al volante, llevar el coche en diferentes tipos carreteras y en distintas condiciones climáticas para poder decir que sabes conducir. 

 

Si todo ha ido bien estarás alucinando con la riqueza del fondo marino, te engancharás a esa sensación de libertad que da el buceo y no querrás dejar de hacerlo. Buscarás nuevos lugares, querrás aprender nuevas habilidades, acabarás conociendo y completando tu equipo... Convertirte en un buen buceador será cosa tuya, el camino se inicia con la obtención del Open Water por parte de un buen instructor.

9. Esto se llama buceo RECREATIVO, tómatelo como tal

Por último, lo único que te queda por hacer es divertirte bajo el agua, respetar el entorno, la fauna y a tus compañeros. Esto se llama buceo recreativo por algo, para ti es un hobby... de momento.


Otros artículos de iniciación al buceo que te pueden interesar

10 razones por las que deberías
aprender a bucear 
Cómo iniciarse en el buceo
y no arruinarse en el intento 
10 consejos
para buceadores novatos 
Razones para bucear Aquaman Aprende a bucear

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas similares