Isla del Coco: la isla de los tiburones



 

Isla del Coco

Isla del Coco, imagen de Underseahunter.com

 

Descubierta en 1531 por el navegante español Juan Cabezas, la Isla del Coco ha pasado por ser hogar de piratas que encontraron en ella un escondite y refugio exquisito con agua dulce, cocos y madera, a lugar de aprovisionamiento de balleneros durante más de un siglo, paraíso de exploradores y científicos desde la llegada en 1791 de la expedición de Alejandro Malaspina, para terminar siendo hoy en día Parque Nacional, Patrimonio de la Humanidad y, sobre todo, un sueño para los buceadores más aventureros.

 

Isla del Coco, "La isla más bella del mundo" en palabras de nuestro querido capitán Cousteau, es un tesoro de la naturaleza difícil de ganar. Para aquellos valientes que se atreven a aventurarse en ella, tras 36 horas de travesía desde Costa Rica, el premio que aguarda es doble si además tienen la enorme suerte de haberse convertido en buceadores: exuberante vegetación típica de los climas lluviosos tropicales con alto nivel de precipitaciones, ríos abundantes entre espesa selva, agua fresca y cristalina cayendo en cascadas... Para que te hagas una idea, las ambientaciones tanto de "Robinson Crusoe" como de "Jurassic Park" están basadas en esta isla.

 

Si te pones el equipo de buceo verás un lugar difícilmente igualable salvo por las "vecinas" Malpelo y Galápagos, con una explosión de vida grande, de seres pelágicos, única: mantas, peces vela, delfines, tortugas, corales, muchas especies de rayas, ballenas, el famoso pez murciélago de labios rojos, barracudas, atunes, enormes bancos de peces... y tiburones, muchos tiburones.


¿Quieres bucear en Cocos?

Podemos ayudarte a cumplir tu sueño de rodearte de tiburones en Cocos. Nuestras agencias de viajes especializadas en buceo  se encargan de todo lo que necesitas: vuelos, transfers, buceo en vida a bordo en pensión completa o alquiler de equipo. Pregúntanos sin compromiso y recibe programa en menos de 24 horas.

 


En cada inmersión en Cocos (como también se conoce a la isla) es habitual encontrarse con varias de las 8 especies de tiburones con las que se puede bucear aquí, sobre todo sus famosas escuelas de cientos de tiburones martillo capaces de cumplir el sueño del buceador más experimentado:

 

Berkley White - Cocos - One Dive, Two Hundred Hammerhead Sharks from Backscatter

 

La isla del Coco tiene la gran suerte de ser pequeña, poco accesible y un auténtico fortín, con acantilados de 500 metros y solo dos bahías que dan acceso al interior. Como sucede en Galápagos, ese aislamiento ha conseguido que la naturaleza cree un endemismo especial: 70 especies de plantas endémicas, 64 de insectos, 4 de aves, 57 de crustáceos, 118 de moluscos, más de 200 de peces y 18 de corales hablan de lo único de este lugar. Un endemismo extraordinario más aun teniendo en cuenta el pequeño tamaño de Cocos, con solo 7,6 km de largo por 4,4 km de ancho, unos 23,85 km² (un poco más pequeña que La Graciosa). 

 

Pez murciélago de labios pintados
El pez murciélago de labios rojos (Ogcocephalus darwini) solo puede verse en Cocos y Galápagos. Imagen de Aqua Immersion

 

Son muchos los que habiendo estado en los mejores lugares de buceo con tiburones del mundo afirman que en Isla del Coco hay más tiburones por metro cúbico que en cualquier otra parte del mundo y que los cardúmenes de martillo, como se ha podido ver en el vídeo, son inigualables.

 

¿Qué tiburones podemos ver en Isla del Coco?

Posiblemente, después de los tiburones martillo (Sphyrna lewini), los más numerosos sean los puntas blancas (Triaenodon obesus) y una vez bucees aquí será difícil que veas más en otro lugar del mundo. Los podemos encontrar descansando en zonas arenosas o dentro de cuevas, amontonados en grupos de 5 a 10 ejemplares y también, por supuesto, nadando.

 

Uno de los puntos fuertes de Cocos y del buceo con estos tiburones son las inmersiones nocturnas. Cuando cae la noche, sobre todo en "Manuelita", es el momento de más actividad para estos depredadores, cuando salen a cazar y podemos ver un par o tres de decenas de ejemplares disputándose una presa. Y si tienes suerte verás el violentísimo ritual de apareamiento de estos tiburones.

 

Cocos Night Dive from Mark Lamerdin

 

El rápido y nervioso tiburón sedoso (Carcharhinus falciformis) es, tras el martillo y el puntas blancas, el tiburón más común en Isla del Coco, creando también enormes escuelas capaces de competir con las que forman los martillo. También podremos ver tiburones de Galápagos (Carcharhinus galapagensis), a menudo confundido con el sedoso y también abundantes aunque no tanto. Los tiburones de puntas negras (Carcharhinus melanopterus) también aparecerán cuando haya abundante alimento y si tienes suerte de encontrar una gran bola de peces seguro que aparecen cruzándola por medio tratando de llevarse buen bocado.

 

En Cocos existe un punto de buceo llamado "Silverado" donde acuden muchos tiburones de puntas plateadas (Carcharhinus albimarginatus), un tiburón ciertamente agresivo, a limpiarse con la ayuda de lábridos.

 

Por último, tenemos dos especies de tiburones muy apreciadas pero quizá menos comunes como los tiburones tigre (Galeocerdo cuvier) con especímenes de hasta 4 metros, y por último, el tiburón ballena (Rhincodon typus) que no es el más habitual de los tiburones que podemos encontrar en Cocos, pero sí es posible verlo durante los meses de verano.

 

Tiburón tigreLos tiburones tigre también pueden encontrarse en las inmersiones en Isla del Coco. Imagen de Underseahunter.com

 

¿Por qué hay tantos tiburones en Isla del Coco?

Hay muchos factores que confluyen en esta isla para que haya tal abundancia de tiburones. Principalmente porque en isla del Coco convergen cinco corrientes marinas, creando las condiciones perfectas para que haya mucho alimento para todo tipo de especies marinas, llamando a los tiburones que como sabemos se encuentran en la cúspide de la cadena trófica oceánica. Además en Cocos hay enormes profundidades, condición necesaria para la existencia de tiburones y otras especies pelágicas.

 

Otro aspecto importante es la férrea defensa que se realiza de los tiburones y la persecución de la pesca ilegal, con patrullas y guardas del Servicio Nacional de Guardacostas en muchos puntos que detienen a embarcaciones pesqueras que se encuentran en las zonas libres de pesca. También se realizan labores de eliminación de redes de pesca y líneas en estas áreas.

 

Isla del Coco, al igual que Palau, es un buen ejemplo de cómo aprovechar la presencia de tiburones para aumentar ingresos por turismo, pero sobre todo de respeto hacia la naturaleza. En el caso de Cocos se están llevando a cabo numerosos estudios sobre tiburones, su población y patrones de migración gracias a organizaciones como la Fundación Amigos de la Isla del Coco (FAICO) o Misión Tiburón, que en colaboración con el estado costarricense ofrecen formación e información sobre los beneficios de proteger el litoral y los montes submarinos cercanos para permitir que sus aguas sigan estando plagadas de estos apasionantes depredadores marinos.

 


Otros artículos sobre tiburones y destinos de buceo que te pueden interesar

Viajes de buceo que realizar antes de morir >>

Palau prohibe la pesca para fomentar el turismo de buceo >>>

Los 10 mejores destinos de buceo con tiburones >>>>

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas similares