Manual de buceo con tiburones: qué hacer y qué no hacer en su presencia



Bucear con tiburones

Escuela de tiburones martillo en Isla del Coco. Imagen cortesía de ©Alexander Safonov

 

Los grandes depredadores llevan fascinando al hombre desde la noche de los tiempos. Cuando uno bucea se sumerge en un entorno que no es el nuestro. Es el territorio de la fauna marina y de sus depredadores. El encuentro súbito con un tiburón es, desde todos los puntos de vista, algo que supera a cualquier encuentro con un depredador terrestre, con el que compartimos el medio.


Por lo tanto conviene estar extremadamente atento, ser humilde y cuidadoso, dándose cuenta de que la intención de conseguir la proximidad al animal no debe jamás hacernos olvidar los riesgos en los que se incurre y las reglas de buen comportamiento y de seguridad a adoptar.


El océano y los tiburones forman parte del territorio de los animales salvajes, imprevisibles. Aunque estas recomendaciones te puedan ser útiles y aplicables en la mayoría de los casos, no pueden constituir garantías absolutas.

 

Estos son los 12 consejos de Sharks Mission France para un buceo seguro con tiburones:

1. Verifica el conocimiento de tu guía

Asegúrate de que conoce los puntos de buceo y la fauna que os podéis encontrar, incluso en función de la estación del año.

2. Planifica el buceo

La mala visibilidad, la presencia de corrientes más o menos fuertes, la profundidad, el equipo (cámaras, equipo de fotografía…) pueden disminuir tu seguridad al bucear. Estudia y aprende las especies de tiburones y la frecuencia con la que se pueden encontrar habitualmente en la zona. Prepara y debate con los otros buceadores las situaciones posibles que pueden ocurrir en la inmersión y las actitudes a adoptar.


Por ejemplo: evitad los movimientos bruscos, desordenados e incluso tener miedo, porque el tiburón lo percibirá. Mantén al tiburón en el punto de mira, cara a cara para mostrarle que le has identificado. Mantén la cercanía con el compañero de buceo, lo que os permitirá tener 4 ojos para controlar y vigilar. Si es posible, permaneced derechos, con los brazos y piernas alineados con el cuerpo.

3. Adopta una actitud correcta: eres el invitado

Cuando entres en el agua en presencia de tiburones hazlo suavemente sin grandes movimientos ni chapoteos. Una entrada en el agua demasiado "espectacular" podría excitar a los tiburones y hacerlos peligrosos. Piensa que en el territorio de los tiburones eres un invitado, compórtate como tal. Ellos son los dueños de la casa. Puedes acercarte a una distancia correcta con el objetivo de que el tiburón te identifique y “te acepte”.

Relacionado:

Los mejores cruceros del Mar Rojo >>>

Los 5 mejores cruceros de Ruta Brothers >>>

Los 5 mejores cruceros de Sudán >>>

 

4. Mantén en todo momento el contacto visual

Los tiburones son conscientes de tu presencia mucho antes de que entres en su campo de visión. Cuando ya veas al tiburón es que se ha decidido a examinar al “intruso”. Los tiburones son curiosos, así como también temerosos. Dado que son superdepredadores, situados en lo más alto de la cadena alimentaria, siempre es necesario incrementar la vigilancia en su presencia. Los tiburones son muy intuitivos, si les miras a los ojos, sabrán que les has identificado. No les pierdas nunca de vista y mantén la vigilancia justo después de su marcha.

5. Controla tus movimientos

Si es posible, posiciónate en el fondo o contra una pared, en posición vertical, con los brazos y manos junto al cuerpo. Mantén la calma y respira de forma regular. Trata de mimetizarte con la topografía de la zona. No hagas ningún gesto brusco, rápido o desordenado que pudiera asustar a los tiburones, les pueda poner nerviosos y pueda ser el origen de un ataque defensivo por su parte.


Estate atento a sus movimientos, mantenlos en tu campo de visión todo el tiempo, controla y analiza constantemente el entorno, por encima y por debajo de ti, especialmente en toda la ascensión hasta la salida del agua.

6. No toques, no agarres y no retengas jamás a un tiburón

Un simple contacto puede percibirse como un ataque por tu parte y puedes provocar una reacción defensiva y potencialmente peligrosa por parte del tiburón. Agarrar a un tiburón es todavía más peligroso que tocarlo. Se afecta a su capacidad de movimiento con el fin de escapar y se le fuerza a defenderse

 

Jamás atrapes a un tiburón con una cuerda o con otros objetos, pues un tiburón impedido de su movimiento puede atacar a sus agresores o a cualquier otro buceador próximo. Mientras se agita para moverse muestra su estrés y rápidamente puede parecer una presa para otros tiburones de la zona.

7. Nunca bloquees la trayectoria de un tiburón

Tiburón azul

Tiburón azul en Princesa Alice, Azores. Imagen cortesía de ©James R.D. Scott

 

Si te colocas delante de él puede percibirlo como una confrontación. Los tiburones no son capaces de nadar hacia atrás y puedes aumentar su nivel de estrés si le fuerzas a cambiar de trayectoria.

 

8. No alimentes a los tiburones

El uso de cebo en forma de sangre o de carnaza de pescado puede estar prohibido, como en el caso de Egipto. El comportamiento de los tiburones cambia instantáneamente en la presencia de alimento, aumentando de forma exponencial su nivel de excitación y se corre el riesgo de ponerlos en un contexto de competencia entre ellos. El uso de cebo en una zona habitual de buceo puede poner en peligro a los buceadores que puedan encontrarse incluso a centenares de metros de distancia.

 

Cuando está permitida la alimentación, es necesario obtener un permiso especial sujeto a la aprobación gubernamental, con posibilidad de que se apliquen multas por incumplimiento. En el caso de buceadores de pesca submarina, nunca deben llevar los peces capturados amarrados a la cintura.

9. Nunca te quedes solo

Los tiburones parecen percibir a los grupos de buceadores como si fueran un enorme organismo más amenazante. Organízate para permanecer en grupo, próximo a tu compañero, sin hacer gestos bruscos e irregulares y mantente atento a los tiburones de alrededor. Ciertos tiburones pueden intentar aislar a un buceador de un grupo, como hace el tiburón Longimanus. No te comportes jamás como una presa que huye, mira siempre al tiburón pero tampoco te comportes como un agresor. Controla tu miedo (es comprensible tenerlo), piensa en las recomendaciones, el tiburón detectará tu miedo e instintivamente puede aprovecharse del mismo (evidentemente es más fácil decirlo que hacerlo…)

 

Buceo con tiburonesTranquilos, en el fondo y juntos, la mejor manera de evitar un encontronazo desagradable con un tiburón. Imagen en Nassau, Bahamas, de Adam Coster

 

En caso de peligro puedes usar tu octopus (las burbujas perturban la línea lateral de los tiburones), sitúate junto a tu compañero vigilando tus piernas, aléjate poco a poco de los tiburones y dirígete hacia el barco. Utiliza tu tubo o equipo de fotografía para apartar al tiburón si se acerca demasiado.

10. ¿Y si un tiburón se interesa por ti?

Mira siempre al tiburón y sigue sus movimientos (gira sobre ti mismo para poder mirarlo). Si el tiburón nada directamente hacia ti y se coloca a una distancia donde le puedes tocar, apártalo tocando su morro o en la parte superior de la cabeza. Si el tiburón insiste, debes golpear su morro, con la mano en posición vertical, pero ten cuidado para no meterla entre sus dientes. También puedes utilizar para esto tu cámara si la llevas. Si insiste más, mete la mano en las hendiduras branquiales, más sensibles, o ejerce una presión fuerte con los dedos en sus ojos, el tiburón detesta que le hagan esto y huirá.

 

En general, el tiburón rodea a su presa y hace contacto con ella enganchándola con la boca. Efectúa los movimientos precisos para determinar la calidad de la presa potencial (a la cual puede identificar incorrectamente en un primer momento…) pero es extremadamente raro que un tiburón ataque directamente. En este aspecto vuestro comportamiento buceando es determinante. Estas recomendaciones te serán útiles…

11. Estate muy atento al comportamiento de los tiburones

Si los tiburones están nerviosos, con movimientos erráticos, sacudidas, aletas dorsales dirigidas hacia abajo, cambios bruscos de dirección, movimientos nerviosos de la cola, tensión muscular... sal del agua inmediatamente o lo más rápidamente que puedas. Si no puedes, aumenta la distancia entre los tiburones y tú de forma lenta y progresiva, lo cual puede que les calme y te permita salir del agua tranquilamente. Pero siempre ten en cuenta que es preferible desplazarse a una profundidad de 8/10 m que no ir cerca de la superficie, donde uno es más vulnerable.

 

Comportamiento tiburones

 

12. Qué hacer si debes permanecer en superficie en presencia de tiburones

Siempre muévete sin brusquedad ni precipitación y mantén la calma. No pierdas de vista a los tiburones. Utiliza un “elemento disuasorio”, un objeto para poder responder en caso necesario. Acude directamente a tu barco o punto de salida. Evita nadar distancias demasiado largas en superficie, estarás predispuesto a la fatiga y también a un ataque de tiburón proveniente desde detrás o desde abajo. Mantente junto a tu compañero en todos tus movimientos y maniobras, si es posible. Una vez que estés junto al barco, muelle o playa, sal del agua rápidamente, pero sin precipitación y de golpe, porque podría reavivarse la curiosidad e instinto de depredador de los tiburones.

Otras recomendaciones sobre buceo con tiburones:

  • Usa un traje largo, te protegerá en caso de contacto.
  • Evita los colores vivos, especialmente el amarillo, pues algunas especies se sienten atraídas por estos colores.
  • Nunca lleves objetos brillantes que les atraigan.
  • No bucear nunca a la caída del sol o al amanecer, que es cuando los tiburones se acercan a la costa y cazan.
  • No bucear nunca solo, ni en aguas oscuras, ni con lesiones que sangren. Evitar el buceo nocturno.
  • Evitar los flashes de los equipos de fotografía en presencia de tiburones, pues les atraen (campo magnético).
  • No bañarse en la cercanía de focas, pues son la comida favorita de los tiburones blancos.
  • No llevar en la cintura las capturas de peces si haces pesca submarina.

Estas recomendaciones no son totalmente exhaustivas, y aunque han sido verificadas, no son reglas absolutas, dado que los tiburones son animales salvajes y potencialmente imprevisibles, en un medio que no es el nuestro.

 

Mantén la humildad y el respeto por estos señores del mar y disfruta de los momentos junto a los tiburones. La mayor parte de las veces los encuentros son mágicos y se desarrollan en convivencia pacífica, siempre que se respete la buena actitud y el buen comportamiento.
¡Disfruta del buceo con tiburones!

 

Nota: SMF no asume ninguna responsabilidad en caso de accidente con un tiburón, tanto en caso de buceo como en otro, aun cuando se sigan estas recomendaciones.

Agradecimientos y más información: http://sharks-mission.fr/

Sharks Mission France


Otros artículos que te pueden interesar

Los 10 mejores destinos
de buceo con tiburones
Todo lo que siempre quisiste saber
sobre los tiburones
Porqué necesitamos
a los tiburones
Buceo con tiburones Tiburones Tiburones necesarios

 

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas similares