Moluscos transparentes o gambas fantasmas entre las nuevas especies descubiertas en 2013



La enorme biodiversidad de nuestro planeta asombra aún más cuando, pasada la primera mitad de cada año, vemos el listado de las nuevas especies descubiertas el año anterior. Parece mentira que todavía quede tanto por descubrir en el planeta, pero 18.000 son las nuevas especies que se catalogaron en todo el mundo durante 2013. Desde un geko (Saltuarius eximius) con la cola en forma de hoja descubierto en un Parque Nacional de Australia a una minúscula avispa parasitaria (Tinkerbella nana) de solo 250 micrómetros (0.00025000 metros) encontramos una enorme variedad de "nuevos" habitantes. Pero nosotros, apasionados de la vida del océano, vamos a fijarnos en los nuevos descubrimientos marinos.

Entre estas nuevas joyas tenemos a la adorable Liropus minusculus. Esta nueva especie de gamba fantasma (sin duda muy apreciadas por los fotosubs por ser muy difíciles de encontrar y porque da resultados como este que podemos ver en la foto) es especialmente difícil de ser vista por ser transparente y porque se cree que es la más pequeña de su género. Por cierto, los ojos que dieron con esta gamba provienen de la universidad de Sevilla, concretamente del equipo dirigido por José Manuel Guerra-García.

Liropus minusculus

Liropus minusculus, imagen del SINC (Servicio de Información y Noticias Científicas) y J.M. Guerra-García

Otra de las especies marinas descubiertas durante el año pasado es un pequeño molusco con una especial cualidad: su concha es transparente. Este caracol marino, encontrado en una cueva de Croacia, carece de ojos y de pigmentación en su caracola, algo que ciertamente no es imprescindible para sobrevivir en una cueva como en la que vive, donde no llega la luz. Tampoco parece que quiera ir mucho más lejos pues, según sus descubridores, se mueve solo unos centímetros a la semana y en círculos.

publi



Zospeum tholussum

Zospeum tholussum, imagen de Jana Bedek
Por último, aunque hay más especies marinas entre estos 18.000 nuevos descubrimientos, encontramos unas anémonas que habitan solo un glaciar en uno de los lugares más extremos del mundo, la Antártida. Estas anémonas, Edwardsiella andrillae, viven ancladas al hielo de la Barrera de hielo de Ross y los científicos aún no saben ni cómo se sustentan al hielo sin morir congeladas, ni cómo se reproducen y creen que se alimentan de plancton, por otro lado no muy abundante bajo ese glaciar.

Edwardsiella andrillaeEdwardsiella andrillae, imagen de Marymegan Daly

Estas tres especies forman parte del listado de "10 especies más importantes descubiertas durante 2013" elaborada por el Institute for Species Exploration del SUNY College de Nueva York. En palabras del Presidente de esta universidad: "La creación de este listado pretende llamar la atención sobre esos héroes anónimos que abordan la crisis de la biodiversidad con esfuerzo para completar el inventario de plantas, animales y microbios de la Tierra. Cada año, una pequeña comunidad de esforzados taxonomistas y conservadores amplía sustancialmente nuestra comprensión de la diversidad de la vida y las maravillosas formas en las que las especies se han adaptado para sobrevivir."
 
 

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas similares