El privilegio de pasar media vida bajo el agua


Como en otras ocasiones, cuando hemos hablado de Felipe BarrioJordi Mateo o Rafa Herrero, hemos visto que con tesón, ilusión y sobre todo una pasión desbordante por el mar puedes convertir el buceo en tu profesión y forma de vida. En el caso de Karlos Simón, fundador de Buceo Hispania, gran amante la fauna submarina, especialmente de los tiburones, y más de 20 años formando buceadores, no es menos. Hoy Karlos es conocido tanto por sus centros de buceo como por su récord de inmersión con tiburones, sus trabajos de divulgación en televisión y a través de documentales y, últimamente, por ser uno de los que más está apostando por el sidemount en España. 
  
Karlos Simón durante el record de 12 horas buceando con tiburones
Karlos Simón durante el record de 12 horas buceando con tiburones 
 

Todos aquellos que un día se decidieron a probar el buceo suelen pasar por momentos regulares y dudan sobre si algún día podrán sumergirse naturalmente, sin los problemas y agobios de la primera inmersión. Consuela saber que hasta los más expertos que llevan miles de inmersiones pasaron por esos trances. “Cuando hice mi bautizo de buceo” recuerda Karlos “tuve sensación de mucho agobio ya que no podía respirar, mi reacción fue intentar salir del agua y abandonar de inmediato la inmersión. Menos mal que mi instructor se dio cuenta del problema que tenía con el arnés, me lo aflojó un poco y pude continuar, si no fuese por él quizás nunca me hubiera dedicado a esto.” Todos nos acordaremos siempre de nuestro primer instructor y esta experiencia demuestra lo importante que es contar con un buen profe el primer día que nos metemos con el equipo.

Esa experiencia, junto con el lugar de su bautizo han marcado la trayectoria y la vida de Karlos “El arrecife donde realicé mi bautizo, en Cayo Piedra, península de Icacos, Cuba fue un tanto especial” comenta Karlos “estaba a casi 20 metros, en un barco hundido y... ¡con un tiburón! Habiendo pasado esta prueba cubana con éxito, quedé totalmente enganchado al mundo submarino”.

Reserva cruceros de buceo en Maldivas y 50 destinos más a través de la agencia de viajes DiviacMejor precio garantizado.

Barcos vida a bordo Maldivas ofertas

A partir de ahí, tras volver a España, Karlos decidió que era el momento de apostar por el submarinismo de manera profesional. Bucear, eso era lo que quería hacer con su vida. Desde entonces supo que sus ganas de estar en contacto con la naturaleza, salir de una ciudad llena de coches y sobre todo el poder trasmitir a la gente lo que se siente debajo del agua le tenían que llevar a dedicarse profesionalmente al buceo. Al año siguiente de esa inmersión en Cuba, en 1989, se sacó su primer título y cuatro años más tarde abrió su primer centro de buceo en Motril.

12 Hs. Karlos you did it!

12h. Karlos you did it! 

 

Ese viaje de buceo a Cuba, su primer contacto con el buceo, fue también el primero con un tiburón y en ese preciso momento quedó prendado de ellos “Fue con un tiburón nodriza” recuerda Karlos “y me dejó claro que más que unos asesinos devora-hombres como les tilda la creencia popular, eran sencillamente una especie de las muchas que vi en mi bautizo”. Ese fue el inicio de una intensa relación con estos animales que aún continúa.

Su forma, elegancia, fama, tamaño, potencia... todos los atractivos que suponemos a los tiburones es lo que, después muchas inmersiones con ellos, le llevase a embarcarse en el reto de sumergirse con tiburones durante 12 horas, récord Guinness aún vigente. El 20 de abril de 2011 Karlos, acompañado en todo momento por dos personas, estuvo buceando en Tiger Beach, Bahamas, con decenas de tiburones tanto limón como tigre para batir este récord. Durante esas horas los tiburones se acercaban a olisquear el cebo, curiosos y atentos a Karlos, llegando a mantener contacto con ellos “incluso cogiendo el tiburón por el morro y elevándolo. ¡Aquel tiburón tigre entró en trance durante unos segundos!”.

¿Por qué querría alguien pasar 12 horas rodeado de tiburones de 4 metros? “Este reto no fue realizado sólo por satisfacción personal, ni mucho menos. Con ello quise demostrar que los tiburones no son peligrosos para los submarinistas. Es un ejemplo más de que el tiburón asesino es tan solo un producto del sensacionalismo y demostró una vez más que no son tan peligrosos como los pintan”.

Su pasión por los escualos también se refleja en los cursos "Shark Conservation" que imparte, donde habla de protección, conservación, comportamiento, ofrece cursos teóricos sobre anatomía y biología de los tiburones, técnicas de buceo con ellos e incluye sesiones prácticas en acuario, buceando con tiburones sin protección alguna.

Buceo Hispania

Más de 20 años después del primer centro de buceo que abrió Karlos sigue formando buceadores a través de su nueva cadena de centros de buceo nacida este mismo año. Hoy son muchos los deportistas que aprenden a bucear a través de sus centros propios de Madrid y Mazarrón junto con los centros asociados a Buceo Hispania de Santander, Tenerife, Gran Canaria e incluso Marruecos  “En todos los centros ofrecemos inmersiones para buceadores titulados, cursos de todos los niveles y cursos de instructor. Damos cursos PADI en toda su amplia gama: desde un bautizo hasta un curso de instructor de instructores, cursos de buceo técnico, buceo con tiburones…”. También imparte cursos de una configuración que está ganando cada vez más adeptos, el sidemount.

El sidemount, o montaje lateral, nace del buceo en cuevas y de la forma de llevar las botellas de descompresión en la parte frontal en inmersiones de buceo técnico. Se concibe para hacer más cómodo el buceo deportivo, más sencillo, más ligero, más controlado y sobre todo, más seguro: dos botellas más dos reguladores suponen mayor seguridad. “El sidemount”, apunta Karlos, “es lo más divertido que he hecho en mucho tiempo, muy similar al buceo deportivo pero mucho más fácil: un chaleco muy ligero y sencillo con un arnés frontal, dos botellas de aluminio de 6 litros en la parte frontal y…¡al agua!”.

Inmersión con sidemount en el pecio Naranjito, Cabo de Palos

Su pasión por la imagen, como casi todos los grandes fotógrafos submarinos, se inició de niño y su labor como realizador de vídeo submarino le ha permitido participar en varios campeonatos tanto nacionales como internacionales, alcanzando el premio a la mejor “Ópera Prima” en el festival internacional de la Palma en el 2005 o ganando el Open SPAS de Cataluña en el año 2007. Ocho años de filmación submarina, combinada con su trabajo en el mundo de los viajes, le han llevado a tomar imágenes por casi todos los mares del mundo como Filipinas, Thailandia, Australia, Cuba, México, Cabo Verde, Egipto, Jordania, Sipadán, CanariasColumbretes, Baleares, Maldivas, Roatán, Bahamas, Galápagos… Quizá uno de sus trabajos más populares haya sido la organización, coordinación y filmación de uno de los capítulos de Desafío Extremo, “Jesús Calleja con los tiburones blancos en Sudáfrica”.

Alma de aventurero

Una manera más de saciar su espíritu y de compartirlo con el resto de buceadores es a través de las expediciones de buceo que organiza “Desde pequeño he conquistado montañas, visitado lugares donde casi no ha estado el hombre y he experimentado con animales tan increíbles como el tiburón blanco Así que, de igual forma que quiere transmitir a la gente lo que se siente debajo del agua, les ayuda a que conozcan o descubran nuevos lugares que podían imaginar que existieran. Entre esas expediciones se encuentra la Expedición Longimanus “Vamos a encontrar y a bucear con tiburones longimanus, animales un poco "nerviosos", en las islas Brothers en el Mar Rojo.”

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas similares