El año del dragón marino de hoja



Para celebrar la llegada del año del dragón a China os presentamos, salvo que lo conozcáis claro, a otro dragón, al Phycodurus eques o dragón marino de hoja. No sabemos si este pez, emparentado con los caballitos de mar, también se asocia a la fuerza, salud y armonía del dragón chino. Pero después de ver el vídeo más bien refleja fragilidad, sosiego y, sobre todo, una capacidad mimética única.

Este depredador ha conseguido asemejarse enormemente a las algas que forman su entorno evitando a los depredadores escondiéndose entre la vegetación. Aunque puedan parecer aletas, las protuberancias del dragón no tienen ningún propósito motor ya que se impulsa solo con la aleta pectoral y una aleta dorsal cercana a la cola, el resto de las aletas no son más que parte del disfraz. Ese largo hocico que se asimila mucho al tallo de un alga es lo que le facilita alimento ya que le sirve para succionar zooplancton, larvas de peces y pequeños crustáceos como el camarón.

publi



Dragón marino de hoja

Foto Dive Gallery

Los dragones marinos de hoja solo se pueden encontrar en fondos arenosos hasta 50 metros en las aguas del sur de Australia, desde la Isla Canguro hasta Jurien Bay a 220 km de Perth. Las poblaciones de Phycodurus eques se han visto amenazadas por la contaminación y los desechos industriales aunque también por los excesos de algunos submarinistas, la caza indiscriminada para su venta a aficionados a la acuariofilia e incluso es utilizado en terapias de “medicinas alternativas”En respuesta a estos peligros, el dragón marino de hoja está oficialmente protegido por el gobierno australiano, que sin embargo permite la captura controlada de algunos ejemplares.

Es tal la admiración que este pez suscita en algunas partes de Australia que incluso se celebra una bienal sobre medio ambiente, arte y cultura en el sur de la Península Fleurieu, centrada en el dragón marino de hoja y que atrae a más de 7.000 participantes y visitantes.

 

Otros artículos sobre caballitos de mar que te pueden interesar 

Caballito de mar pigmeo

Por qué necesitamos proteger 

la posidonia oceánica

Los caballitos de mar
Caballito de mar pigmeo Posidonia caballitos de mar

 

Siguiente entrada

Entrada anterior

Entradas similares